Fin de año, año nuevo

Abrazos, buenos deseos, felicitaciones, esperanza, regalos, la cena, la fiesta, las luces… Esto es en la navidad y de pronto… ¡PUM! todo termina: regresamos del sueño decembrino a la realidad.
Realidad cotidiana.

Y…. ¿Dónde quedaron los sueños? se esfuman y quedan olvidados en algún cajón junto con los abrazos, los buenos deseos, las felicitaciones, la esperanza, los regalos, la cena, la fiesta…
Las calles vuelven a obscurecerse. Las luces de amor y esperanza se apagan.
Los regalos parecen esfumarse cuando estos carecen del aura mágica del buen deseo. Y las buenas intenciones van desapareciendo ( la ayuda que brindamos a los niños que no tienen cobijas, dinero, comida, ropa, juguetes, etc..) conforme pasan los meses, se nos van olvidando. Hasta que llegamos otra vez a diciembre con las manos vacías, con la ansiedad en la garganta, y con la desesperación de querer ayudar al necesitado y vuelven a aparecer las luces de esperanza y con ellas, el ciclo se repite…

Cada año, la vida nos enfrenta a un 31 de diciembre, fecha en que muchos reflexionan sobre lo que han hecho y dejado de hacer durante el año que termina. Es una fecha ideal para la reflexión, para pedir y otorgar perdón, reconocer nuestros errores y empezar de nuevo.
Hagámos de éste año algo diferente, algo nuevo.

Los invito a que éste año que está por comenzar hacer un año inolvidable:
Que sea éste, el año en que las promesas se cumplan.
Que sea éste, el año de las decisiones emprendedoras.
Que sea éste, el año en que nos llenemos de esperanza.
Que sea éste, el año del amor, el año de la unidad, y buena salud.
Que sea éste, el año de cumplir todas tus metas.
Que sea éste, el año de cumplir alguno de tus sueños.
Que sea éste, el año de perdonar.
Que sea éste, el año de regalar al que lo necesite en cualquier momento y en donde sea que lo veas.
Que sea éste, el año de amar.
Que sea éste, el año de abrazar, reír, cantar, bailar y sobretodo de ser feliz.

Regalémonos un fin de año lleno de energía, perseverancia, decisión y amor, para que nos vaya mucho mejor.
No basta con tener fé en ser mejores el próximo año: hay que ser mejores desde hoy, y para siempre, para que esa luz de la esperanza no se apague y que permanezca encendida hasta el próximo año, y que todas esas chispitas sean nuestros propósitos.
Para que podamos ser un poco más felices que antes.
Para que nos llenemos de fraternidad, amor, y comprensión.

Para que podamos ser felices y que al mirar esa lucesita recordemos lo felices que podemos ser y hacer a los que nos rodean.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno…

¡Feliz Año! Gritamos mientras abrazamos a nuestros seres queridos, comemos las doce uvas para pedir deseos, lentejas para que el dinero nos llegue en el año que se inicia y hasta salir corriendo por las calles con maletas para asegurarnos de un viajecito en este nuevo año.

Así celebrábamos y así seguimos celebrando siempre, alcancemos juntos el sueño de la paz y la armonía que nos brindará éste 2015.

A todos les deseo lo mejor para éste nuevo año, que todos sus deseos se cumplan. ¡Feliz, feliz año nuevo!
Y no dejen que esa luz se apague….

Los quiero a todos

@lulyann
#findeaño #2015 #añonuevo #felizaño

Sigue leyendo

Anuncios