Y DESPUES DEL ROBO, QUE vía @sagravolal

Eduardo Vargas Carrillo
@Sagravolal

“Cerrar el arca después del robo, es precaución de bobo”
ANÓNIMO

“La presa que robó el gato, no vuelve jamás al plato”
ANÓNIMO

Hace exactamente 11 días que, estando estacionado mi auto en el cajón del estacionamiento del edificio donde vivo me robaron las cuatro llantas con rines, un Clásico 2011 de la VW, aunque a 300 mts. de mi edificio hay una caseta de policía estos no se dieron por enterados o simple y sencillamente ni siquiera estaban allí, vivo en Villa Los Arcos, colindamos con Atasta y la Guadalupe Borja, un par de colonias populares que no se caracterizan por tener la mejor seguridad del estado, en toda esa zona, hay centros nocturnos, prostíbulos, tiraderos de droga, depósitos, y además es el lugar favorito de secuestradores para arrendar casas que sirvan a sus fines, pero qué le puedo hacer, allí me tocó vivir, por el momento, y no hay más que adaptarse y adelantarse a los amantes de lo ajeno y tratar de ser más listos que ellos, la ley no nos permite dispararles en la cabeza desde la ventana, pero no dudaría en invertir en un rifle para francotirador calibre 50 con mira telescópica de visión nocturna y desvelarme una noche para ver a qué rata le puedo dar desde mi ventana, habría que ponerle silenciador, porque no me gustaría despertar a los vecinos, hay que ser considerado, de lo contrario, qué clase de sujeto sería.

Cometí un par de errores, no denuncié los hechos, y no asistí a la junta con el nuevo presidente municipal del municipio del Centro el, ahora famoso, Lic. Humberto de los Santos Bertruy, qué podía haberle dicho, yo, un simple ciudadano, demasiado joven para ser tomado en cuenta, pero que sin embargo paga su luz, agua, impuestos y hasta sale a votar cuando la ocasión lo amerita, con eso no me regresarían lo robado y mucho menos la tranquilidad, con la cual no contaba antes, pero que sin embargo estaba bien dosificada.

En Villa los Arcos hace falta vigilancia, el municipio no nos la va a dar, de los pocos años que llevo viviendo allí escuchaba por las noches un silbato en la calle vecina, siempre creí que se trataba de un Policía haciendo su rondín, después del robó me enteré que se trata de un vigilante que los vecinos de la calle de al lado pagan para que por lo menos avise que les están robando, como pueden ver uno tiene que rascarse con sus propias uñas, la iluminación de las calles es pésima, las mismas calles son un asco y los hundimientos de las mismas ni se digan, con todo eso la delegada de la colonia nos quería demandar por una pequeña fuga de agua que teníamos en el edificio, cuando le dijimos de las calles dijo que no era lo mismo.

En la calle en la que vivo me tocó ver un cateo de la policía ministerial a una casa que era utilizada por secuestradores para encerrar a sus víctimas, pasas por fuera de esas casas y no ves a nadie nunca, no ves nada sospechoso, no se puede saber quiénes son tus vecinos, puesto que al final de cuentas son como la familia, no los puedes elegir.

Pero me estoy saliendo del tema, de lo que les quiero platicar es lo que sucede después de que has sido víctima de algún robo, en mi caso, del robo de mis rines y llantas, pues primero que nada tienes ver de dónde sacas dinero para comprar rines y llantas nuevas, aunque mi coche está asegurado me han dicho que no responden por robos de llantas y rines, los seguros son buenos por si te roban el auto o chocas contra alguien más, mientras estás indefenso, los de los seguros son otro tipos de ratas coludas de los cuales hay que cuidarse.

En la búsqueda de soluciones para tu problema hay gente que de buena fé te sale con el clásico primo de un amigo que conoce a alguien que vende unos rines como los que te robaron, pero no son nuevos, son de medio uso, y acudes a esos lugares en Periférico que se dedican a vender rines y llantas de segunda mano, lugar en donde sabes, días después, estarán ofertando tus rines, los que te robaron, al mejor postor o a quien los haya encargado, no quise ser grosero con quien me ofreció su “ayuda” y lo acompañé, pero la mercancía no me convenció y además no pensaba comprarla, de haberlo hecho posiblemente estaría de acuerdo con el robo de auto partes, no me consta en ningún momento que los que me ofrecían eran rines robados, pero, ¿cómo puedes confiar en extraños?

Decidí iniciar una peregrinación para comprar mis rines y llantas nuevas, encontré buen precio y los compre, pensé que allí terminaba todo, a mis rines nuevos le pusieron unos “supuestos” birlos de seguridad, que después te das cuenta que de seguridad nomás tiene el pinche nombre, quiero aclarar aquí que en muchos oficios como la electricidad, plomería, mecánica y el aire acondicionado existen términos, herramientas y refacciones que no conocemos porque simple y sencillamente no usamos o no es nuestra área de formación, pero que definitivamente esa ignorancia nos pasa una factura considerable ante gente que es deshonesta y abusiva, gente que busca enriquecerse con la ignorancia de los demás argumentado una frase muy mexicana ¡quien lo manda a ser pendejo!, estoy de acuerdo con que cobren por lo que saben, pero una cosa es quererle ganar a la chamba y otra es querer chingarse a un cliente para no trabajar una semana completa, y a continuación les platico por qué digo esto.

Compre los rines de medida 17, mi auto creo que originalmente traía 16, esta pequeña diferencia hace que la dirección vibre después de los 80 km por hora, y eso sucede porque necesita unas cosas que se llaman centradores, pero cuando te venden los rines no te lo dicen, ni siquiera como chisme, aunque la llantera nos los vende siempre hay un empleado vivales que hace su agosto, un amigo me dijo que me los ponían por $500 pesos, otro amigo que le hacía al tuning me dijo que me costarían $ 100 pesos, busque al tipo que según los vendía, un empleado de otra sucursal de la llantera donde adquirí mis rines, pregunté por los centradores y me los vendió en $ 800 pesos, me urgían, ya que de lo contrario podría dañar la dirección de mi auto, sí, lo pagué, después en mercado libre me encontré con que cada centrador cuesta $ 70 pesos más envío, como pueden ver mi ignorancia me consto un buen de dinero, entiendo que el chavo es emprendedor y vende algo que yo necesito, pero aquí y en China lo que hace se llama abuso, y si dan ganas de cortarle los huevos, para que más que la verdad, puede estar hablando mi enojo, pero ese trabajo pudo haberlo hecho, con ganancias, por $ 400 pesos, y no soy cabrón porque puedo poner aquí su nombre, la empresa donde trabaja y hasta la dirección, pero prefiero contarle a ustedes para que no les vena la cara, compren sus centradores en mercado libre y después vayan a cualquier llantera para que se los instalen, antes de comprarlos asegúrense que son de la medida correcta y una vez que los reciban solo hay que quitar las llantas delanteras colocarlos balancear la llanta y ponerla de nuevo en su lugar, eso hasta un lo puede hacer pero no contamos con aparatos para balancear la llanta.

Como pueden ver después de gastar en rines y llantas hay que seguir gastando, ahora en centradores y en alarmas para el auto y aún faltan los verdaderos birlos de seguridad que son dentados y no hexagonales, porque los que me dieron en la llantera se quitan con un dado de 12 mm que tengan el dibujo del birlo, si lo compró un compañero de trabajo y después yo compré el dado en una ferretería, ¿en dónde está la supuesta seguridad de los famoso birlos que me vendieron como seguros?, ahí es donde tengo que ver cómo comprar unos que si lo sean y seguir gastando, los coticé en mercado libre y hay buenos precios.

Después de un robo la paranoia se hace presente y quieres instalar alarmas, candados, lámparas y hasta piensas en armas, la tranquilidad no tiene precio y quien puede pagarlo va a adquirir todo lo ya mencioné, y hasta guardaespaldas podrá contratar, pero uno que es un ciudadano como muchos de los que vivimos en México, tenemos que rascarnos con nuestras propias uñas y cuidarnos de la policía, de la delincuencia organizada, de los malos prestadores de servicio abusivos, delegados incompetentes y vecinos misteriosos.
Después de un robo el monto económico de lo robado aumenta de manera considerable porque tienes que reemplazar lo que te robaron y además invertir en métodos y artilugios para asegurar tus bienes y protegerlos en caso de un nuevo ataque de los amantes de lo ajeno.

Después del robo hay que continuar la vida, pero ya nada será igual, caminarás y te moverás mirando a todos lados, desconfiando hasta del niño que se te acerque, es lo que nos queda por hacer, cuidarnos, porque no hay otra cosa qué hacer, porque, después del robo, después del robo qué…

Publicado por:
EDUARDO VARGAS CARRILLO
TWITTER: @sagravolal
BLOG PERSONAL: http://vidaderonin.blogspot.com
CURRICULUM: http://eduardovargascarrillo.blogspot.com
PROYECTO MUSICAL PERSONAL: http://myspace.com/losyamerito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s