¿Es Cordero el Zedillo del PAN ?

@lulyann

Ernesto Cordero no solo comparte con Zedillo el nombre, Ernesto Javier Cordero Arroyo es al PAN, lo que para el PRI era Ernesto Zedillo Ponce de León. Ambos tecnócratas, su carrera en la administración pública siempre basada en áreas técnicas de análisis financieros y económicos, si acaso con un pequeño paréntesis para Cordero como secretario de SEDESOL. Ninguno de los dos desempeñó nunca un cargo de elección popular, ni tampoco alcanzaron escaños como legisladores plurinominales, vamos, ni siquiera un cargo en los órganos de sus respectivos partidos.

Zedillo alcanzó la candidatura del PRI luego de una tragedia, el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Le tocó de rebote. Salinas no podía ofrecer la candidatura a Camacho, ya que en el imaginario público estaba inmiscuido de alguna manera en el crimen de Luis Donaldo. Los tiempos legales se le habían venido encima a Salinas para elegir entre los miembros de su gabinete. Antes que alguien dentro del PRI pudiera disputarle la candidatura, tuvo que elegir a Ernesto Zedillo. Meses después ganaría de forma holgada las elecciones luego que Fernández de Cevallos “desapareciera” mediáticamente tras un excelente resultado en el debate y ante un CCS ya sin el mismo arrastre que en el 88.

Ernesto Zedillo jamás hubiera llegado a la presidencia de otra manera. Hay quien dice que su sueño consistía únicamente en convertirse en gobernador del BANXICO. No era un hombre con hambre de poder, y eso es lo que se ve precisamente en Cordero. Un tipo gris, apagado, carente de fuerza, carisma y sensibilidad, sin experiencia alguna en la operación política.

Las circunstancias en que competiría Cordero en caso de ganar la candidatura del PAN no son similares con las que compitió Zedillo en el 94. Como candidato, si las encuestas publicadas son reales, está a años luz de distancia de EPN, aún más, sumiría al PAN al tercer lugar. Si estas circunstancias son difíciles para cualquier político, más para un uno de bajo perfil, que nunca ha asumido riesgos en su carrera, acostumbrado más al aire acondicionado de la oficina que a tejer los hilos de cosa pública.

El hasta hace una semana secretario de hacienda, se ve, más orillado por las circunstancias (léase obligado por su jefe) a disputarle la candidatura del PAN a Josefina Vázquez Mota y a Santiago Creel, que a un convencimiento real de ir por ella. Su jefe de “precampaña” y quien realmente operaría a su favor para convencer a la estructura panista es FCH y su aparato en los pinos. Sin embargo, ni aún así la tarea es fácil, en casi todas las encuestas JVM tiene una ventaja de 6 a 1 sobre Cordero. Muchos se envuelven en la historia de hace 6 años de FCH y Creel para tratar de vender la idea que puede crecer, pero no, ni Cordero es Calderón, ni Josefina es Creel. Quizá Felipe Calderón puede vender a Ernesto como a un funcionario público eficiente, pero los panistas difícilmente lo verán como alguien que pueda llegar a disputarle la presidencia a EPN o AMLO. Su discurso se parece más a una retahíla de ocurrencias que una argumentación ordenada y coherente, saben que no tiene el arrojo ni el espíritu para hacerlo.

La última puntada fue en su evento de destape. Cordero convocó a los panistas a “ponerse los pantalones de uso rudo”, a lo que incluso Xochitl Gálvez, un poco con fuego amigo, respondería en su cuenta de twitter “Mi estimado @ernestocordero las mujeres nos pusimos los pantalones hace 50 años, y con falda hacemos también trabajo rudo”, ¡Tómala!. No solo eso, contagiado probablemente por Julio Segura, definió el significado de ponerse los pantalones: “ponerse los pantalones es ser congruente en lo que se piensa y se hace, ponerse los pantalones es dejar los lugares comunes y enfrentar con audacia y valentía el futuro, es tener principios en lo privado y en lo público”. Su propio ¡FUUAA! pues.

CSG coqueteó siempre con Camacho, pero su candidato se dice, siempre habría sido Colosio. Peña Nieto antepuso sus simpatías y pragmático, escogió al político quien tuviera mayor probabilidad de ganar y evitara conflictos internos. ¿estará Felipe Calderón sacrificando a Cordero para evitarle desgaste a JVM ? ¿lo estará usando para aparentar en el PAN un juego democrático en que no hay “dedazo” y así evitarle cuestionamientos a Vázquez Mota? o simplemente ¿estará haciendo lo mismo que ha hecho durante todo su mandato, prefiriendo incondicionales sobre capacidad y experiencia?

Twitter: @lulyann

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s